Nuevo liderazgo empresarial, dirigir para transformar

“Si tus acciones inspiran a otros a soñar más, aprender más, hacer más y convertirse en algo más, entonces eres un líder”.- John Quincy Adams, ex presidente de Estados Unidos.

Por. Carlos Romero

El termino liderazgo en los últimos años se ha vuelto más común en nuestra sociedad gracias a las nuevas formas en organizaciones a su vez  modificadas por la Tecnologías de la Información y la Comunicación  (TIC´S), las viejas representaciones empresariales recurrían a la alta jerarquización de las organizaciones, mantenían en lo más alto a directivos convirtiéndolos en intocables y de esta forma ningún miembro del escalafón podía resolver conflictos o brindar consejos sin antes consultar al jefe, la burocracia institucional sepulta la convivencia de personalidades y el flujo de ideas.

En la actualidad las corporaciones se encuentran viviendo transformaciones estructurales, el orden mundial reclama  liderazgos  que se adapten fácilmente a los cambios, lo podemos  apreciar fácilmente en las prácticas políticas, profesionales, empresariales  y hasta en el mismo emprendurismo, principal semillero  de líderes. Sin embargo se puede llegar a creer que cualquier emprendedor puede ser un líder, como sucede con  los “influencers”, quienes no toman decisiones por la mayoría, al contrario, son personas que se deben a la audiencia que han ganado gracias a la imagen creada de sí mismos, que igualmente y,  quizás sea el punto de confusión, es que en  gran medida son influencia para sus seguidores, a pesar de no reunir las características de un líder.

Los equipos de trabajo requieren fuentes de inspiración, de personalidades que den al grupo seguridad para transformar  las viejas jerarquías, para innovar y entender que la organización funciona como un espacio en donde convergen  jefes,  supervisores, subordinados, etc. Como jóvenes debemos impulsar el trabajo en equipo, las colaboraciones y las alianzas para generar instituciones robustas y eficaces que se adecuen a los cambios globales, capaces de reforzar la cooperación y comunicación a fin de lograr la consecución de los objetivos.

Ser líder va más allá de ser un jefe, de mandar y obedecer, es  asumir una actitud de cambio capaz de  afectar en el buen sentido el comportamiento de los demás, sin necesidad de mostrar una situación de poder o autoridad moral, la capacidad de compartir conocimiento, ideas y experiencia a los que nos rodean son características bien apreciadas y de mucha utilidad para lograr el éxito esperado en el ámbito en que se ejerzan.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s