Granos de almacén libres de plagas

Silos del Bajío

La merma de granos, cereales y hortalizas no es exclusivamente un hecho comercial, las plagas pueden llegar a ser la principal causa de pérdida en la post cosecha.

En la actualidad, países de la unión europea, asiáticos y americanos analizan diferentes procesos para asegurar el abasto de granos y hortalizas debido al incremento poblacional que se ha desarrollado desde hace décadas. Sin embarco se ha identificado inconvenientes en la post cosecha ya que debido a diferentes factores como lo son el traslado, los lugares de almacenamiento, métodos, clima, plagas, entre otros pueden afectar la producción total de un país.

México cuenta con 1.7 de la población mundial y el empleo de 11 por ciento de su superficie territorial en actividades agroalimentarias, esto lo posiciona como una de las 10 potencias productoras de alimentos. El maíz se encuentra en el “top” de la lista ya que es el producto con mayor consumo per cápita, además es utilizado en la industria para la producción de oleaginosas, jabones, así como en la ganadería a modo de alimento animal.

En el caso de nuestro país, el conocimiento de la infraestructura, métodos de acopio y estrategias de inocuidad en el almacenamiento de granos es vital. La implementación de nuevas estrategias generaría un incremento en la producción y con ella la capitalización de la merma en ganancias.

Cifras obtenidas del Sistema de Información Agroalimentaria de Consulta (SIACON) señala que “México en el 2013 produjo” 35.696 millones de toneladas de granos, de la cuales estudios realizados por el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) registran que las principales pérdidas post cosecha oscilan entre 20 y 40 por ciento en regiones tropicales, en zonas subtropicales alcanzan valores de 10 y 20, a diferencia de lugares secos donde se calcula un 10 por ciento.

Dichos estudios se han llevado a cabo durante una década y han permitido generar mapas de pérdida post cosecha. De igual forma se ha reconocido al gorgojo del maíz Stophilus zeamais, el barrenador grande del grano Rhyzopertha dominica, Prostephanus truncatus, y la palomilla dorada Sitotroga cerealella, como las principales plagas asociadas a dichas mermas.

Para el año 2006 en el Estado de México se registraron pérdidas de hasta 10.5 por ciento de granos debido a plagas de almacén. Si a producción total fue de 1.8 millones de toneladas, estamos hablando que alrededor de 192 mil toneladas significaron mermas para dicho periodo.

Existen gran variedad de métodos y estrategias para evitar la infestación de plagas de almacén. Los prerrequisitos para la implementación de medidas preventivas enfocadas a preservar los son la primera barrera para prevenir problemas en las plantas almacenadoras, con apoyo de estos se pueden crear procedimientos claramente identificados y documentados que regulan las condiciones básicas de operación.

De sta forma permiten que prevalezcan condiciones favorables para el almacenamiento de alimentos, y así poder asegurar estándares o equivalencias con otros países, orden, limpieza, control.

El establecimiento de buenas prácticas en los procesos puede incrementar la eficacia, ya que estas forman un conjunto de principios, normas y recomendaciones aplicables a la producción primaria, conservación, procesamiento así como transporte. Se conoce internacionalmente que las buenas prácticas de manufactura constituyen la base para la posterior incorporación de aseguramiento de calidad, debido a que el manejo o manufactura se formaliza en procedimientos documentados.

Otro de los métodos para la conserva es la aplicación de plaguicidas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) avala el uso de Pirinifos Metil y Deltametrina en granos y cereales para el consumo humano, sin embargo la aplicación de productos formulados con base n dichos componentes no asegura un almacenamiento libre de plagas.

Existen productos generadores de gas que se utilizan para la eliminación de plagas en los almacenes, uno de ellos es el PH3 conocido como fosfina, el cual comercialmente se vende en esferas de tres gramos. Éstas pastillas reaccionan al entrar en contacto con la temperatura ambiente, así generan un gas altamente tóxico, las vías de absorción son la respiratoria, digestiva y mucosa, aumenta la entrada de calcio intracelular lo cual inhibe la enzima citocromo oxidasa, de esta manera se altera la respiración celular para provocar la muerte del insecto causante de las perdidas en el almacenamiento.

 

Advertisements

One comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s